La Acupuntura China, una de las especialidades de la Medicina Tradicional China (MTCh), consiste en la estimulación mediante la punción de determinados puntos o áreas del cuerpo con el propósito de regular la homeostasis interna.

 

Muchos de sus mecanismos de acción se han comprobado a través del método científico. Su cobertura y eficacia terapéutica son amplias y tiene gran empatía con la medicina moderna. Sus grandes ventajas y nulo efecto secundario, hacen de la Acupuntura China un procedimiento terapéutico reconocido por la OMS, motivo por el cual se ha incorporado al Sistema Nacional de Salud en diversos países.

 

 

HISTORIA DE LA ACUPUNTURA

 

La historia de la Acupuntura China tiene, como muchos de los valores tradicionales de China, una trayectoria milenaria ya que su uso se remonta a más de cinco mil años de antigüedad.

  

La obra más antigua y clásica que se conoce en materia de Acupuntura apareció hace más de 3000 años antes de Cristo. Se trata de un Canon de Medicina Interna “Huang Di Nei Jing”. En esta obra, en la que se describe por primera vez a la MTCh, podemos diferenciar dos grandes partes. En la primera figuran los pilares básicos de la MTCh: la Teoría del Yin y el Yang, y la Teoría de los Cinco Elementos. En la segunda parte, se describen los órganos y vísceras (zang-fu); los meridianos y colaterales; la energía (qi) y la sangre (xue); las causas, las enfermedades y los métodos para diagnosticar; los puntos de acupuntura; los métodos para la aplicación de las agujas; y tratamiento para diversas enfermedades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras este gran libro, escrito con numerosas alegorías y de una gran belleza, pero no muy fácil de comprender por su gran profundidad, diferentes dinastías escribieron otros libros.

 

Aproximadamente en el siglo VI, la enseñanza de la Acupuntura China llega a Corea y en el año 562, llega a Japón. Y hasta el siglo XVII, la Acupuntura China no llega a Europa y a América.

 

 

BASES CIENTÍFICAS

 

La Acupuntura China se basa en la estimulación de territorios cutáneos con la finalidad de activar los sistemas fisiológicos del individuo para mantener su salud o tratar su patología. Es, por lo tanto, un método a través del cual una estimulación periférica produce una máxima activación del sistema neuro-inmune endógeno, liberando varios neurotransmisores que modulan la actividad del sistema neurovegetativo, dando lugar así a una regulación fisiológica.

 

 

 

 

"LO QUE MÁS ME SORPRENDE DEL HOMBRE OCCIDENTAL ES QUE PIERDE LA SALUD PARA GANAR DINERO Y DESPÚES PIERDE EL DINERO PARA RECUPERAR LA SALUD. Y POR PENSAR ANSIOSAMENTE EN EL FUTURO NO DISFRUTA DEL PRESENTE, POR LO QUE NO VIVE NI EL PRESENTE NI EL FUTURO"

Dalai Lama

© 2015 por Pablo González Núñez 

 

EQUILIBRIUM

Calle Ervedelo 28 bajo

988 318 467 - 693 357 132

C-32-000989

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Twitter
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now